el pacto con el demonio

Atrás
Correo
pacto-demonio@yandex.ru

cómo pactar con el demonio:

la ejecución del pacto


Una vez realizados los preparativos anteriores, la víctima se trasladaba al altar para su sacrificio. Si todo se realizaba correctamente, el pacto quedaría cerrado y el dios-demonio pronto otorgaría a los beneficiarios cuanto le hubiesen pedido.

En el sacrificio, se daba muerte a la víctima de manera ritual y enormemente dolorosa y horrenda, para impresionar favorablemente al dios-demonio. Entre los métodos utilizados se encuentran:

  • Víctimas infantiles empaladas y asadas vivas en los tophets para Tanit y Baal Hamon o sus equivalentes, por todo el Mediterráneo. Probable canibalismo ritual.
  • Griegos minoicos: posiblemente, castración y separación en vivo de la carne de los huesos. Probable canibalismo ritual.
  • Europa central y del norte, indoeuropeos: víctimas de diversas edades ahorcadas, quemadas vivas, ahogadas, o sacrificadas a golpes.
  • India: quemadas, desolladas, castradas, destripadas, separación de la carne del hueso.
  • China: ahogadas, castradas, desventradas, empaladas, torturadas hasta morir.
  • Semitas: extracción del corazón, quemadas. Posible canibalismo ritual.
  • Egipto: inanición, emparedamiento.
  • Mayas, olmecas, toltecas y aztecas: detención y extracción del corazón con la mano en vivo, previa apertura de la caja torácica en víctimas de todas las edades. En menor medida, niños asados vivos y guerreros muertos a flechazos. Una vez al año, la diosa Toci exigía niñas y muchachas desolladas vivas para mantener sus pactos.
  • Incas: estrangulamiento y muerte por congelación de niños y niñas en las altitudes andinas ("capacocha").
  • Africa Occidental y del Sur: desollamiento, descuartizamiento, empalamiento, carne separada del hueso. Probable canibalismo ritual.
En varias de estas culturas, el sacrificio era precedido por, o coincidía con una violación ritual utilizando miembros humanos simbolizados o, más comúnmente, objetos diversos.

En todas estas culturas, ser sacrificado o aportar una víctima para el sacrificio se consideraba un gran honor y un viaje seguro a los respectivos paraísos celestiales.




Joven azteca desollada viva en rito sacrifical.

Arriba: en un sacrificio a la diosa Toci, tres sacerdotisas y un sacerdote aztecas desuellan viva a una muchacha en un ritual tolteca importado (obsérvese la piel de los miembros repartida por las escaleras), para terminar con un método típicamente local: la extracción en vivo del corazón previa apertura de la cavidad torácica.

Abajo: representación del tophet fenicio en honor al dios-demonio cananeo Moloch (embajador de Tanit). La figura de bronce se calentaba con una hoguera para luego depositar a los niños y niñas en sus manos, donde se asaban vivos. Cuando los músculos cocidos se contraían, la víctima caía al suelo y se daba el sacrificio por finalizado. Es posible que fuera seguido de alguna forma de canibalismo ritual.

Representacion artistica del tophet a Moloch, dios-demonio cananeo embajador de Tanit
Creative Commons BY-NC-ND

Este sitio web está bajo una licencia de Creative Commons Es obligatorio leer la nota legal antes de interactuar con este sitio web. Si utilizas este sitio web, significa que estás de acuerdo con sus términos y condiciones. Sitio creado en Zaragoza, España.

Atrás

el pacto con el demonio

Hosted by uCoz